Categorías
Sin categorizar

Conductores distraídos y accidentes

La conducción distraída se refiere a cualquier actividad que puedas realizar mientras manejas y que desvíe tu atención de la carretera o camino frente a ti, aunque solo sea por unos segundos. Esto no solo se refiere a hablar por teléfono o enviar mensajes de texto, también puede ser maquillarse, comer, distraerse con los pasajeros, utilizar algún otro dispositivo electrónico y/o distraerse con los controles del auto, entre otros.

De acuerdo a estadísticas de la NHTSA (National Highway Transportation and Safety Administration), la conducción distraída es la principal causa de aproximadamente 920.000 accidentes de tránsito, 3.000 muertes, y alrededor de 280.000 personas lesionadas al año en los Estados Unidos.

La distracción se puede presentar de diferentes formas. He aquí algunas de ellas:

  • Distracciones visuales. Se refiere a cuando tus ojos dejan de ver la carretera, puede ser por revisar tu celular, hablar con un niño o pasajero que viaje en la parte trasera del auto, ver el paisaje, etc. Quitar la vista del frente te impide ver los movimientos que otros conductores pueden realizar y por lo tanto responder de manera rápida y adecuada.
  • Distracciones manuales. En este tipo de distracción tus manos dejan de sujetar el volante, lo que te quita tiempo para maniobrar de manera inmediata si es necesario. Algunas distracciones manuales pueden ser comer, usar los controles del radio, enviar mensajes de texto, tomar alguna bebida, entre otros.
  • Distracciones cognitivas. Las distracciones cognitivas se refieren a cuando tu mente no está totalmente concentrada en manejar, cuando puedes estar pensando en otras cosas que te preocupan en esos momentos, cuando estás atravesando por emociones fuertes, por estrés, o por cansancio. Cuando nuestra mente divaga, corremos el peligro de hacer las cosas como en piloto automático, sin registrar realmente lo que está pasando a nuestro alrededor, y, por lo tanto, evita que podamos reaccionar a tiempo.

Atender todo lo que sea necesario antes de manejar y evitar usar dispositivos electrónicos y controles del auto puede no solo salvar tu vida, sino la de los demás.

Deja una respuesta